Origenes de la FALLA SAN VICENTE - PERIODISTA AZZATI - PADILLA

    Nunca la Comisión en su versión más actual ha tenido claridad acerca de cual fue su origen, pues en muchas ocasiones se ha denominado FALLA DE LA CALLE SAN VICENTE Y ADYTES. sin alcanzar a conocer su ubicación exacta, dado que probablemente y pese a su desdoblamiento durante algún tiempo en dos comisiones SAN VICENTE-FALANGISTA ESTEVE (hoy Periodista Azzati) y SAN VICENTE-OLYMPIA, pudo ser anteriormente, como lo es hoy, una única Comisión.

    En su configuración moderna como FALLA SAN VICENTE-PERIODISTA AZZATI-PADILLA-ARZOBISPO MAYORAL Y ADYACENTES y enclavada en dicho cruce de manera permanente, parece datar su antecedente más clarificador y remoto del año 1.917. Sin embargo, nuestra barriada o las calles que actualmente componen nuestra demarcación, tienen una larga historia de FALLAS que nos hacen retroceder como el primer antecedente a la segunda mitad del siglo XIX, en concreto al año 1.861 año en el que Bernat i Baldoví escribía su último llibret y en el que se plantaron CINCO FALLAS y entre las que según el "Diario Mercantil" del día 18 de Marzo del año figuraba una en la calle SAN VICENTE, en la que había un "ninot" que representaba un acróbata y otra en la calle LAS ANIMES y PLAZA PRESENTACIÓN, en la que un viejo ofrecía una bolsa de dinero a una jovencita, ambas en nuestra actual demarcación.

    La FALLA DE LA CALLE SAN VICENTE reaparece en 1.874 representando jeroglíficamente a dos cabecillas carlistas, CUCALA Y PANERA, en la falla estaba un árbol con un "cuc" y encima un "ala" y debajo una canasta o "Panera", no podemos afirmar con rotundidad la zona de la calle en que se ubicó.

    Pero la CALLE SAN VICENTE es una vía de gran TRADICIÓN DE FALLAS y en 1.880 eran los primeros en solicitar permiso para volver a plantar una falla, consistente en dos célebres figuras taurinas atiborrándose a comer mientras un pobre famélico maestro de escuela les observaba. Estas dos fallas también las recoge nuestro llibret de 1967 por lo que parece que al menos se plantaron en la calle San Vicente dentro de nuestra demarcación.

    Había pasado una década sin plantar fallas fundamentalmente debido a la subida de impuestos para plantar falla, llegando a sesenta pesetas de la época, lo que motivó que en 1885, año en que la Virgen de los Desamparados fue declarada Patrona de Valencia por el Papa León XIII, solo hubiera una falla en Valencia y ninguna al año siguiente. Es en 1.890 cuando vuelve la CALLE SAN VICENTE a ver emerger una nueva FALLA. Ese año se restituye como festividad de precepto el día de San José por el citado Papa León XIII y se celebra por primera vez el día mundial del trabajo el 1 de Mayo. No pasaría tanto tiempo hasta la siguiente, en 1.892 cuando se alzó una gran TORRE EIFFEL sobre la que había un tonel de vino y en la base un español, un alemán y un inglés bebiendo un vaso de vino que los franceses no podían tomar por su alto precio. Esta sería nuestra primera falla quemada el 19 de Marzo, pues ese año se cambió la fecha de la "cremà", que hasta entonces se celebraba la víspera de San José, con lo que todos pudieron festejar las fallas durante dos días.

    No hay duda que el primer antecedente de la que es nuestra comisión es la falla plantada en Animes-Presentación, pues la calle Almas finalizaba en la calle y Plaza de la Presentación, lo que aproximadamente es en la actualidad la Calle Convento San Francisco, con una fisonomía bien diferente, estando en la zona el Convento de Nuestra Señora de la Presentación y sus jardines en los terrenos que actualmente ocupa la popularmente denominada "Finca del Chavo"; por otra parte, todas las Fallas  plantadas en la calle San Vicente en el siglo XIX, y aquí relacionadas, probablemente se plantaron en la propia calle San Vicente entre la Calle Garrigues y la Calle Linterna, es decir, dentro de lo que es nuestra actual demarcación.

    Eran, sin duda, otros tiempos en los que las comisiones se formaban mediante reuniones vecinales en tiendas o bares del propio barrio donde surgían las ideas para celebrar la fiesta de San José, con continuas apariciones y desapariciones, muchas veces dependiendo del dispendio económico que podía acometerse a fin de tener cierta condición artística para ser catalogadas como fallas, pues seguro que muchas comisiones celebraron con hogueras de trastos viejos las fiestas de San José cada año, cuando la crisis acechaba, sin que haya quedado constancia escrita o documental de todo ello. La idiosincrasia de las Fallas reseñada tuvo reflejo en nuestra comisión, ya que desde 1.892 quedamos huérfanos de fallas hasta finales de siglo, si bien dicho vacío se extendió a toda la ciudad en 1.896 por la Guerra de Cuba, instaurándose esos años los premios de Falla por Lo Rat Penat por vez primera. Acabamos el siglo con ansias de FALLA.

    Con los primeros tranvías eléctricos circulando por la ciudad desde 1900, el Ayuntamiento oficializa los premios a la mejor falla en 1902, la calle de la Paz era urbanizada en 1903, en 1906 comenzaba la construcción de la fachada del Ayuntamiento, en 1907 se inauguraba el servicio de agua potable, en 1909 se celebraba la Exposición Regional, en 1912 se publica por vez primera la revista fallera "Pensat i Fet" y en 1915 quedaba inaugurado el teatro Olympia. Todo ello sin una falla plantada por nuestra Comisión hasta 1917 el año en que fue inaugurada la actual Estación del Norte.

FALLA  SAN  VICENTE

PERIODISTA  AZZATI

PADILLA

C/ Almas, 9 - bajo
46002 Valencia

 

Teléfono:

96 351 69 67

 

e-mail: fallasanvicente@hotmail.com

 

plano de situación

Síguenos en:

VISITAS